Gkoo.Co

5 HÁBITOS PARA EVITAR LA OBESIDAD INFANTIL

5 HÁBITOS PARA EVITAR LA OBESIDAD INFANTIL

5 HÁBITOS PARA EVITAR LA OBESIDAD INFANTIL    Es necesario inculcar en nuestros pequeños, hábitos saludables que les permitan tener una mejor calidad de vida.

Es necesario inculcar en nuestros pequeños, hábitos saludables que les permitan tener una mejor calidad de vida.

Según concluyó el estudio del Imperial College de Londres y la Organización Mundial de la Salud (OMS); para 2022 habrá más población infantil y adolescente con obesidad que con desnutrición. Cada día es más común ver a pequeños con obesidad. México ya ocupa el primer lugar de obesidad infantil a nivel mundial.

Una enfermedad que desde temprana edad está afectando gravemente sus organismos y reduciendo su calidad de vida.

Nunca antes se habían visto casos de diabetes tipo 2 o hipertensión en niños de tan corta edad, pero lo peor del asunto es que se pudo haber evitado.

Son los malos hábitos y el sedentarismo los que han provocado el crecimiento de los índices de obesidad y amenazan el bienestar de nuestros pequeños. Está en nosotros evitarlo, es necesario inculcar en nuestros pequeños, hábitos saludables que les permitan tener una mejor calidad de vida.

1. Desayunar diariamente. El desayuno es el alimento más importante del día. Es el que nos brinda energía después de un largo periodo sin alimentos y en los pequeños, la falta de éste también afecta su rendimiento escolar.

2. Comer frutas y verduras. Es necesario incluir frutas y verduras en nuestra alimentación diaria, pues son fuente de vitaminas, minerales y fibra. Hacer que los más pequeños las coman, puede ser un dolor de cabeza, pero siempre se pueden buscar formas originales de prepararlas que inviten a que las coman.

3. Tomar agua. Nuestro cuerpo necesita agua para tener un buen funcionamiento. Los niños transpiran menos que los adultos, pero su temperatura aumenta más rápido. Debemos estar al pendiente de que beban dos litros diarios de agua para evitar deshidratación y asegurar el buen funcionamiento de su organismo.

4. Hacer ejercicio diario. Es probable que los niños tengan alguna actividad física en la escuela. Sin embargo, esto no es suficiente. Es necesario inculcar en nuestros pequeños el hábito de hacer ejercicio desde temprana edad.

5. Dormir suficientes horas. Los niños deben dormir entre 8 y 10 horas para estar saludables. Esto también influye en la alimentación, pues la falta de descanso ocasiona una mala alimentación.



La niñez es el momento idóneo para comenzar a inculcar los hábitos saludables que permitan a nuestros hijos gozar de una mejor salud y tener una mejor calidad de vida. Si nuestros pequeños aprenden a cuidar de su cuerpo desde temprana edad, no sólo evitarán la obesidad, sino las múltiples enfermedades que se derivan de ésta.

Comentarios